Tanto si eres deportista profesional como aficionado tienes que cuidar tu higiene bucodental y tu dentadura. Todo el mundo tiene que hacerlo, pero las personas que practican deporte de manera habitual deben tener una serie de cuidados especiales. Además, una mala salud bucodental puede provocar consecuencias negativas en tu rendimiento o en los resultados deportivos.

Hay que indicar que incluso existe un tipo de odontología que está especializada en problemas bucodentales y tratamientos para deportistas, se trata de la conocida como odontología del deporte. “Es la rama de la medicina deportiva que aborda la prevención y el tratamiento de lesiones dentales y enfermedades bucodentales que asociadas al deporte y a la práctica de ejercicio. Debido a la importancia del tratamiento de afecciones odontológicas asociadas a prácticas deportivas como profesionales disponemos de soluciones y tratamientos para deportistas, amateurs o profesionales”, explican desde la Clínica Dental Galván Lobo, clínica dental y maxilofacial de confianza en Valladolid.

Tal y como han explicado estos profesionales la odontología del deporte trata la prevención de lesiones dentales en deportistas. Así, os vamos a dar algunos consejos que son útiles para deportistas porque les ayudarán a cuidar su dentadura.

El primer consejo y fundamental para cuidar la dentadura que debe llevar a cabo cualquier persona es tener una buena rutina de higiene bucodental. Hay que cepillarse los dientes al menos 3 veces al día, aunque los expertos recomiendan hacerlo tras cada comida. Además, no basta con el cepillado, hay que eliminar la suciedad que se almacena entre los dientes con la ayuda de hilo dental o irrigador.

Las caries son bastante habituales en personas que practican deporte. Y esto se debe a la alimentación. Muchos deportistas tienen una dieta rica en hidratos de carbono, lo que aumenta las probabilidades de padecer caries. También los deportistas suelen tomar bebidas isotónicas, batidos o zumos que tienen un gran contenido de azúcares, lo que propicia la aparición de las caries.

¿Y qué hacer para evitar la aparición de caries? Pues básicamente hay que tener una buena rutina de higiene y reducir la ingesta de este tipo de bebidas, o al menos, escoger opciones sin azúcar o con la menor cantidad posible.

También es recomendable beber mucha agua, tanto antes, como durante y después de los entrenamientos. De esta manera, se puede evitar un tipo de afección bastante común en deportistas, la xerostomía, conocida como sequedad bucal. Esta afección provoca escasez e incluso carencia de saliva.

Los traumatismos dentales son una afección muy habitual en deportistas, especialmente en personas que practican deportes de contacto. Lo peor de los traumatismos dentales es que pueden provocar la pérdida de piezas dentales.

Para reducir las probabilidades de sufrir un traumatismo dental mientras se practica deporte es recomendable ponerse un protector bucal. Por supuesto, en algunos deportes no tiene mucho sentido llevar este elemento protector porque el riesgo de impacto es mínimo, pero si es muy recomendable (o incluso obligatorio) en deportes de contacto como el judo, boxeo, rugby o balonmano.

Además, el protector bucal no es nada caro. Se pueden encontrar modelos muy económicos desde 5 euros hasta 30 euros. Estos modelos suelen ser adaptables y pueden ser suficientes para aficionados o personas que no practican con regularidad o lo hacen meramente como afición. Pero también se pueden diseñar y fabricar protectores bucales personalizados a través de la realización de un molde de la dentadura. Por supuesto, la protección es mucho mayor, pero también el precio es mucho más elevado porque no baja de los 150 euros.

Por último, no hay que olvidar la prevención es la mejor manera de ayudar a tener una dentadura sana. Así que es necesario acudir a revisiones periódicas con tu dentista u odontólogo de confianza, simplemente para ver que no hay ninguna infección, que no está saliendo ninguna caries ni hay ningún empaste en mal estado. Estas revisiones son recomendables cada 6 meses, ya que hay que realizar dos al año según los expertos.

En definitiva, si practicas deporte tanto de manera amateur como profesional debes cuidar tus hábitos de higiene y tener especial cuidado en tu dentadura. Porque como hemos explicado al principio no sólo puede afectar a tu salud, también a tu rendimiento o resultados deportivos.

Deja una respuesta