Consejos para elegir la alfombra del salón

Las alfombras son una parte fundamental de la decoración, porque aportan personalidad y carácter al espacio. En este artículo te damos varias recomendaciones para que elijas la mejor alfombra para tu salón.

Delimitar las zonas

Con la alfombra conseguirás que el salón sea cálido. Además, es un buen aislante térmico, delimita las distintas zonas y protege la pisada.

Para elegirla debes tener en cuenta la forma del salón y cómo están colocados los muebles. Si los sofás van apoyados en la pared, coloca las patas delanteras encima de la alfombra.

Tonos beige

Si el salón está decorado con estampados lisos, escoge una alfombra en tonos beige y marrones, porque aporta sofisticación al espacio.

Modelo XL

Si el sofá separa ambientes y está en medio de la estancia, lo mejor es escoger una alfombra XL en un tono tierra.

Alfombras de pelo corto o pelo largo

Las alfombras de pelo largo son cómodas y te encantará andar descalza. Sin embargo, las de pelo corto son más fáciles de limpiar.

Modelos con relieves

Las alfombras del salón también aportan texturas a la decoración, así que elige modelos con relieves en gris o beige.

Alfombras con ribete

Una alfombra con ribete suele ser de fibras sintéticas y muchos modelos se pueden colocar hasta en el exterior. Los expertos explican que este tipo de alfombras destaca por su resistencia.

Alfombras de fibras sintéticas

Las alfombras sintéticas son resistentes y muy fáciles de limpiar. Aunque también puedes encontrar la mezcla de fibras sintéticas y otras naturales, como el algodón o la lana.

Alfombras de algodón

El algodón es un material idóneo para la alfombra del salón porque es muy resistente y se puede meter en la lavadora.

Alfombras de lana

La alfombra de lana es suave, cálida y perfecta para zonas de tránsito alto. Incluso, estas alfombras son muy fáciles de limpiar.

Alfombra redonda

Los profesionales de AROLDÁNARQUITECTURA explican que también puedes decorar el salón con una alfombra redonda de colores vibrantes. ¡Conseguirás aportar sofisticación!

Alfombra de color liso

Si el salón se ha pintado de un llamativo color, opta por una alfombra de un color liso y neutro. Por ejemplo, escoge las de yute porque aportan mucha calidez.

Alfombra rectangular

Tienes que tener en cuenta las proporciones del salón para potenciar el equilibrio. Si el espacio es más bien alargado, te recomendamos una alfombra rectangular.

Alfombras cuando hay mascotas en casa

La revista ¡HOLA! informa que «es un prejuicio infundado que no hay que colocar alfombras cuando se tienen perros o gatos viviendo en casa, pero sí que habrá que cuidar muy bien la elección del material idóneo en el que no queden atrapado los pelos y, también, que no resulte un ‘arañador’ para los felinos. Selecciona un diseño resistente y plano, por ejemplo, confeccionado con fibras sintéticas».

Alfombra lisa o estampada

Si la decoración del salón destaca por sus tonalidades neutras, puedes elegir una alfombra estampada y combinar varios cojines lisos. Pero, si el sofá es estampado, apuesta por un modelo liso.

Kilim

Las alfombras Kilim son elegantes y frescas. Están de moda, puedes ponerlas en el salón o, incluso, en el dormitorio o en un pasillo.

Estilo natural

Para lograr un salón natural opta por las fibras naturales, ya que son populares por su resistencia y ofrecen mucha calidez. Sin embargo, son más sensibles a las manchas.

A continuación, te explicamos cómo puedes limpiarlas:

Cuando se derrame un líquido, lo mejor es actuar cuanto antes. Pon un paño o un papel sobre la mancha para que absorba gran parte del líquido, pero no frotes porque solo conseguirás extender la mancha.

Para eliminar las manchas utiliza un cepillo de cerdas suaves con una solución de agua y sal muy concentrada. Debes frotar la mancha de fuera hacia dentro y repite la operación por el otro lado de la alfombra.

Si la mancha es sólida, puedes utilizar un cuchillo sin filo para quitar los restos y después haz lo mismo con un cepillo de cerdas duras. Por último, aspira pero si queda alguna marca, usa un paño húmedo con jabón neutro.

Si friegas el suelo es aconsejable que se seque para volver a ponerla en su sitio, ya que la humedad podría provocar la aparición de moho.

Para una limpieza más profunda, pasa por toda la alfombra un paño húmedo con jabón neutro. Evita los productos químicos porque pueden estropear las fibras naturales.

También puedes limpiarla con la fregona, pero asegúrate de escurrirla bien. Después, tiéndela al aire libre, esto eliminará la humedad y favorecerá la oxigenación del tejido.

Si quieres eliminar los malos olores
espolvorea bicarbonato por toda tu alfombra de fibras, deja que actúe durante 15 minutos y después aspira.

Comparte este artículo
Últimas publicaciones

¿Cuáles son los lugares más comunes para instalar una caja fuerte en casa?

La instalación de una caja fuerte en casa es una medida de seguridad inteligente para proteger objetos de valor, documentos…

Cinco cosas que puedes hacer con tus hijos en un fin de semana

Es cierto que los tiempos han cambiado. Hace años nunca se pensaba qué hacer con los niños en un fin…

Cómo elegir la alfombra correcta para cada estancia de la casa

A menudo se hace referencia a la alfombra como la quinta pared de una habitación. Pocos muebles tienen el potencial…