Reacondicionar ordenadores nos viene de perlas a particulares y negocios

Una de las necesidades de muchas personas y familias es disponer de un ordenador que le permita varias cosas: la primera de ellas, trabajar. Estamos en un momento en el que el teletrabajo se ha erigido como un modelo bastante fiable para gestionar la jornada laboral. La segunda de ellas es la de poder disponer de un elemento que nos sirva para tener un ratito de ocio. El ordenador, en muchos casos, nos sirve para navegar por Internet de un modo más cómodo que cuando lo hacemos con el móvil (al ser más grande la pantalla, no tenemos la necesidad de forzar tanto la vista, algo que sí ocurre en el caso de los teléfonos móviles).

Hablamos de uno de los aparatos que ha revolucionado la actualidad, especialmente si son portátiles. Ya fue una revolución que contáramos con un ordenador de mesa, de los que eran fijos, pero la llegada de los portátiles terminó por demostrarnos que la modernidad había llegado a nuestras casas. La calidad del tiempo de ocio mejoró gracias a que Internet empezaba a ser un producto accesible a todo el mundo y que proporcionaba ventajas para todo tipo de personas, con independencia de cuáles fueran sus gustos y las actividades o páginas web concretas de su interés. El ordenador acercó un ocio mucho más interesante a la sociedad y esta se lo pagó con la compra de una buena cantidad de estos aparatos.

En una información publicada por el Diario de Sevilla, se indicaba que el 78% de los hogares españoles disponía de un ordenador en el año 2021, un porcentaje dos puntos superior al del año anterior y que demuestra que este aparato era concebido como una verdadera necesidad para la mayoría de la población de este país. La verdad es que se trata de una herramienta que es importante tanto para niños como para adultos. Los primeros cada vez trabajan en mayor medida con tecnología en las aulas y los segundos, además de su trabajo, también lo usan para leer noticias, obtener documentación administrativa y para comprar en alguna tienda online.

El diario El País, en concreto en su sección Cinco Días, informaba también del dato al que hacíamos referencia en el párrafo anterior. Pero lo cierto es que lo hace aportando un matiz muy interesante en su titular, en el que asegura que fue la pandemia la que aceleró la compra de ordenadores hasta que ese 78% de los hogares tuviera uno. No era para menos. La verdad es que estamos hablando de una de las herramientas que tuvieron que adquirir muchas empresas deprisa y corriendo para garantizar el teletrabajo de sus empleados durante las primeras semanas de la pandemia, las marcadas por el confinamiento.

Los años están pasando y cada vez surgen más tendencias en lo que tiene que ver con los ordenadores que se encuentran en nuestros hogares. Una de las que se vienen instalando en los últimos tiempos en el interior de nuestras fronteras tiene que ver con el reacondicionamiento de ordenadores. Son muchas las personas que, en lugar de adquirir nuevos ordenadores, apuestan por reacondicionar los que tienen puesto que eso les permite ahorrar dinero y porque gracias a esa tarea consiguen que el aparato siga siendo igual de eficaz que antes de que, por cualquier motivo, empezara a dejar de funcionar con la rapidez con la que lo solía hacer en momentos anteriores.

Apostar por ordenadores reacondicionados es una verdadera tendencia en los tiempos en los que nos encontramos. Lo hacen los particulares y también las empresas de acuerdo a los datos que nos han compartido desde la Tienda IDC, desde donde la apuesta por la venta de este tipo de elementos viene siendo una constante desde hace tiempo. Que sea todo tipo de público el que se decante por la compra de ordenadores reacondicionados solo habla del buen funcionamiento que estos tienen y de la confianza que le transmiten a la gente que los usa tanto para trabajar como para disfrutar de sus momentos de ocio, dos asuntos con los que, por cierto, nadie quiere jugársela.

La tecnología es un mundo maravilloso y que existan posibilidades como las que estamos comentando es una auténtica bendición porque contribuye de una manera más que interesante a que se colabore con el medioambiente. Reacondicionar un aparato electrónico en lugar de tirarlo y comprar otro diferente es algo que nos hace no tener que volver a usar algunos de los materiales que se utilizan para ello, evitando con ello contaminar más de la cuenta o generar algún otro impacto negativo sobre un medioambiente que necesita de los mejores compromisos de los seres humanos para terminar con la degradación que viene sufriendo en las últimas décadas.

La tecnología nos ha sacado del atolladero 

Cuando en 2007 llegó una de las crisis económicas más grandes del último siglo, muchas mentes especializadas en economía empezaron a echar humo para buscar maneras de salir de una situación como en la que nos habíamos metido. Todos y todas vimos cómo el consumo decayó de una manera en la que prácticamente no había antecedentes y cómo el empleo, consecuencia directa de ello, también se fue desmoronando hasta llegar a la cifra de los 5 millones de parados en un país como el nuestro… y no fuimos capaces hasta mucho tiempo después de dar con la tecla para intentar salir de una situación tan delicada como de la que estamos hablando.

Lo que nadie pensó entonces es en el papel que iba a tener la tecnología en los momentos en los que nos encontramos. Ya en 2007, esa tecnología tenía una cierta importancia, pero no tiene nada que ver con la que tiene a día de hoy. El desarrollo de diferentes sistemas informáticos y tecnológicos ha permitido que exista el comercio electrónico, que es algo que ha revitalizado el consumo y, por tanto, la generación de nuevos puestos de trabajo, especialmente dentro de sectores como la logística y el transporte, que son de los que depende en buena medida de un negocio como el del llamado e-commerce, que ha venido para quedarse a nuestro lado de manera definitiva.

Y es que, además, la tecnología ha sido una de las claves por las cuales hemos podido hacer que la situación económica provocada por el coronavirus fuera un poco más manejable. Imaginaos si ninguna empresa hubiera tenido la capacidad de organizarse para que sus empleados y empleadas teletrabajaran. Las pérdidas económicas hubiesen sido tremendas y no cabe la menor duda de que hubiésemos tardado mucho más en salir adelante. La tecnología, en este caso, como en tantos otros, nos ha permitido que la vida sea más fácil y que la situación económica haya podido estabilizarse de una manera mucho más rápida, con la consiguiente incertidumbre que hemos evitado.

Una manera de optimizar procesos y reducir costes 

La tecnología se ha convertido también en la mejor aliada para hacer que los procesos sean mucho más eficientes y para que puedan ser realizados en el menor espacio de tiempo posible. En un mundo tan competitivo, el factor tiempo es ahora uno de los que más cuentan para un cliente final que quiere un producto ya mismo y que, si lo puede obtener en otro sitio, va a apostar por ese sitio en lugar de por nosotros. Hay que hacer todo lo que esté en nuestra mano para reducir los tiempos porque eso es lo que le va a dar la imagen que queremos a nuestro negocio. Hoy más que nunca es válido ese dicho que apunta que “el tiempo es oro”.

Decíamos también que la tecnología también implica la reducción de costes. Esa es una realidad que el tiempo nos va mostrando día sí y día también. Aunque es cierto que para disponer de esa tecnología es necesaria una determinada inversión inicial, la reducción de costes que vamos a poder conseguir gracias a ello hace que apostar por la tecnología nos salga muy a cuenta. Por eso son muchos los negocios que se afanan en disponer de ella. Ni que decir tiene que los resultados de esos negocios después de llevar a cabo ese plan son mucho mejores que los anteriores. Por tanto, podemos deducir que la tecnología también es una herramienta eficaz desde el punto de vista económico.

Hay que continuar confiando en la tecnología porque es la que nos va a permitir seguir creciendo y seguir desarrollándonos como sociedad. Es el camino que debemos mantener porque nos ha funcionado hasta ahora y ha demostrado al 100% que es la manera en la que mejor se trabaja y mejor se compite en los tiempos que corren. La vida empieza a dejar de tener sentido si no contamos con algún aparato electrónico cerca de nosotros y que nos permita mantenernos en comunicación constante con todo el mundo, además de facilitarnos la vida al máximo. Que la tecnología siempre nos acompañe. Sin duda, seguirá siendo una aliada excepcional para nuestro día a día.

Comparte este artículo
Últimas publicaciones

Del cincel al píxel

La escultura es uno de los siete artes mayores más antiguos que conocemos. A través de las esculturas y bustos…

Descubre cómo la radiografía cambió nuestras vidas.

La medicina es una ciencia que nos permite entender nuestro cuerpo y mente a fondo. Gracias a los estudios de…

¿Para qué sirve un walkie-talkie?

Se trata de un aparato que mucha gente conoce pero realmente son muy pocos los que tienen cierta idea de…