Hotel vs. Chalet, ¿cuál es mejor para unas vacaciones?

Ya queda muy poco para las vacaciones de verano, después de dos años donde apenas hemos podido viajar por culpa de la maldita pandemia, es el momento de hacer la maleta y disfrutar de unas merecidas vacaciones. Lo haremos sin apenas restricciones, solo las dichosas mascarillas que ya parece que se han convertido en un elemento más de nuestra vestimenta.

Ya queda muy poco para las vacaciones de verano, después de dos años donde apenas hemos podido viajar por culpa de la maldita pandemia, es el momento de hacer la maleta y disfrutar de unas merecidas vacaciones. Lo haremos sin apenas restricciones, solo las dichosas mascarillas que ya parece que se han convertido en un elemento más de nuestra vestimenta. Volvemos a la normalidad, si la Guerra de Ucrania nos deja, y es el momento de pensar en vacaciones de verano. Y es ahora cuando llega la gran pregunta, ¿es mejor alojarse en un hotel o alquilar un chalet?

Lo mejor de un Hotel

Los hoteles siguen siendo la mejor opción, ahora bien todo dependerá del presupuestos que manejemos para estas próximas vacaciones. Una de las principales ventajas de alojarse en un hotel es la higiene y el orden en tu habitación, cosa que después del COVID- 19 se agradece mucho. Ya no tienes que pensar en hacer la cama, en limpiar el baño o pasar el aspirador, algo que sí tendrás que hacer si tienes un chalet particular o un apartamiento alquilado.

Además en un hotel vas a tener atención durante las 24 horas. En todos estos establecimientos hay una persona que velará por tu comodidad durante todo el día y la noche, ayudándote ante cualquier inconveniente que pueda surgirte. Esto te resultará especialmente útil si no dominas el idioma del país y podrá ayudarte con cualquier trámite que necesites. Pero esto es solo si vas al extranjero.

Y claro está, en un hotel puedes disfrutar de una serie de servicios y actividades que no vas a tener en un apartamento del que seas propietario o arrendatario. Me estoy refiriendo a piscina, spa, jacuzzi o gimnasios. Y es que no es la primera vez que muchos clientes solo eligen está opción porque pueden estarse en remojo de una piscina o de un spa durante muchas horas. Seguro que conoces a alguien, ¿verdad?, y si no conoces, es que esa persona eres tú.

Lo peor de un hotel

Y ahora nos ponemos en el otro lado del río, al otro lado de la balanza. Vamos a analizar lo peor que te puedes encontrar cuando vas a un hotel. Lo primero, para los amantes de los animales, como soy yo, pues no te dejan llevar mascotas. Es cierto que cada vez hay más lugares que sí te dejan, pero son la minoría. Además, siempre tienes alguna discusión con alguien.

Cuando tienes un chalet puedes invitar a una barbacoa a todo el mundo, organizar fiestas o cenas, pues bien, en un hotel no puedes hacerlo. Incluso muchos hoteles no permiten o son muy restrictivos a la hora de que puedas entrar con alguien ajeno al hotel.

En los hoteles podrás comer en sus restaurantes pero no suelen contar con cocina. Esto provoca que tengas que comer todos los días en la calle o el hotel, aumentando considerablemente los gastos del viaje. Si tienes un chalet para ti solo, puedes hacer lo que te dé la gana.

Por último vamos a hacer un análisis del precio. Es cierto que si compras un chalet puede ser muy caro, pero tenemos que pensar que no se trata de un gasto, sino de una inversión. Lo mejor que puedes hacer es valorar la situación. Es decir, si sabes que por tu trabajo o por tu situación personal puedes estar mucho tiempo, pues está claro que te viene mejor comprar a algo que estar siempre de hoteles. Ahora bien, si solo haces vacaciones durante una semana al año, pues lo más recomendable es que sigas yendo a un hotel. Eso ya es una decisión personal que se tiene que valorar.

Yo siempre recuerdo mi caso particular. Por si os puede servir de algo. Ya estaba cansado de alojarme en hoteles y tener que cumplir con algunas normas, así que un buen día me alquilé un chalet. Y hoy que me gustó tanto que a los cinco años ya estaba con el mío comprado. La verdad es que pillé una ganga y fueron muy pocos los arreglos que tuve que hacer. Solo comprar un toldo para la terraza porque daba mucho sol, pero fue llamar a Rolltec y tenerlo instalado en apenas unas horas. Por lo demás, sigo disfrutando de él, y por supuesto lo puedo hacer con mi perro dentro. Además, ahora que hemos vivido la pandemia, se ha convertido en mi mejor forma de escape.

Y una vez que ya conoces todos los detalles, ahora tienes que valorar cuál es lo que más te conviene.

Comparte este artículo
Últimas publicaciones

Aumenta la inversión en marketing digital de las empresas

Los últimos años no han sido positivos para el sector del turismo ni en nuestro país ni en ningún otro.…

El esoterismo vive su edad de oro

A mucha gente le parece demasiado fácil descartar una manera de ver la vida como la que tiene el esoterismo…

Descontento con la nueva cuota de autónomos

La cuota de autónomos en España va a cambiar este 2022 tal y como ha anunciado el Gobierno. Un cambio…