Manchas en los dientes: tipos, causas y tratamientos

La aparición de manchas en los dientes es una afección dental más común de lo que creemos. Como vamos a tratar en este artículo, la gran mayoría de las manchas se eliminan con relativa facilidad ya que se conocen  las causas que provocan esas manchas, por lo tanto, un buen preventivo evitará que aparezcan esas manchas.

La primera de las causas no es más que la edad y es que con el paso de los años, las piezas dentales sufren una lógica decoloración, perdiendo el blanco original y volviéndose cada vez más amarillentos.

No obstante, a pesar de que existen muchas manchas que son fáciles de eliminar, vamos a examinar los distintos tipos de manchas y su causas, llegando incluso a conocer el origen del problema para poder evitar llegar al punto de retorno y tener un dientes blanco o al menos lo menos sucios posibles.

No todas las manchas en los dientes son iguales

Existe una amplia gama de colores en las manchas de los dientes. A continuación vamos a ver uno a uno según su tipología y las causas que lo determinan.

La diferente coloración va a determinar el origen de la misma, pudiendo ser de origen alimenticio, hábitos nocivos, ingesta de fármacos, deficiencias en la formación de la pieza dental o falta de algunas vitaminas.

Tipología y causas de las manchas

En función de la localización o el color se distinguen las manchas de los dientes.

  • Según su localización

  • Internas

Pueden verse tanto en el esmalte como en la capa que hay debajo, la cual le da color al diente (dentina). Estas manchas pueden venir dadas por la edad, por falta de ciertas vitaminas, por deficiencia de algún medicamento o por un mal crecimiento del diente.

  • Externas

Se localizan en la capa más superficial del diente, sobre el esmalte. Entre las causas que provocan estas manchas están los malos hábitos,  ciertas bebidas y algunos alimentos.

  • Según su coloración

  • Manchas amarillas

Las manchas de color amarillo son las más comunes. Aparecen por el deterioro del esmalte y presente sensibilidad de manera progresiva ante productos muy fríos o muy calientes.

  • Manchas verdes

Las manchas de color verdes se producen por el sangrado de encías, por la descomposición de la hemoglobina. También por estar en contacto permanente con zona con acumulación de cobre e incluso por una falta de higiene dental

  • Manchas marrones

Se producen por el propio paso de la edad, por una inadecuada higiene bucodental, que no elimina al 100 % la placa bacteriana.

Si consumen tabaco, bebidas como el té, el café, coca cola o vino tinto, también se te van a oscurecer los dientes adoptando este color marrón.

  • Manchas negras

El color negro aparece cuando hay caries ya en un proceso muy avanzado, falta de higiene, y por la aparición de bacterias por la descomposición de restos de comida en el interior de la boca.

El abuso de clorhexidina en tratamientos de periodontitis también es un factor que conlleva a la aparición de estas manchas. Y el consumo continuado de fármacos con alto contenido en hierro.

  • Manchas blancas

Las manchas blancas con las más comunes y se producen por, una descalcificación del esmalte por culpa de alguna caries. Problemas de hipoplasia, inconvenientes en la formación del esmalte dental. Acumulación de placa bacteriana en los aparatos de ortodoncia. O incluso algún traumatismo en el diente de lecho que acabó creando esta mancha blanca en el diente definitivo.

Tratamientos para las manchas en los dientes

Una vez completes el reconocimiento bucodental, se dispondrá de un diagnóstico de las manchas en los dientes y aplicarás el tratamiento más correcto para la eliminación de la misma.

“Para tratar las manchas en los dientes primero se examina el origen de las manchas, su localización y extensión dental. De esto va a depender la puesta en marcha de un tratamiento u otro que recomendará el profesional e indicará las pautas a seguir”, indican desde Clínica Dental Integra, centro odontológico de referencia en la ciudad de Zamora.

Esperamos que esta información te haya sido de ayuda con lo que a la salud de tu boca se refiere. No olvides el factor preventivo, por lo que mantén una rutina de higiene bucodental diaria, ayudándote de un buen cepillo de dientes, un buen colutorio, pero sin abusar de él. También puedes usar el hilo dental para llegar a las zonas de mayor dificultad. Por lo demás, intenta mantener una dieta equilibrada y aléjate de los malos hábitos tanto alimenticios como para la salud.

Comparte este artículo
Últimas publicaciones

Cómo elegir una clínica de transplante capilar

El tema del cabello es bastante importante y más con el aumento de la importancia de la estética en la…

Acudir al psicólogo nos ayuda a mejorar la salud mental

Acudir al psicólogo es una decisión que conlleva numerosos beneficios para la salud mental y el bienestar general. A pesar…

Implantes dentales: Restaurando sonrisas y salud dental de por vida

La sonrisa es una de las expresiones más poderosas y universales de la humanidad. No solo es un indicador de…