Cómo mantener limpias las tuberías

Muchas veces nos damos cuenta de un problema en las tuberías cuando es demasiado tarde. Las del baño suelen ser las más olvidadas, ya que no se ensucian tanto como las de la cocina, pero no por ello requieren de menos mantenimiento. Por ello, en este artículo te contamos algunos consejos para saber cómo mantener limpias las tuberías de casa.

Muchas veces nos damos cuenta de un problema en las tuberías cuando es demasiado tarde. Las del baño suelen ser las más olvidadas, ya que no se ensucian tanto como las de la cocina, pero no por ello requieren de menos mantenimiento. Por ello, en este artículo te contamos algunos consejos para saber cómo mantener limpias las tuberías de casa.

  1. Agua con sal

El agua con sal es muy buena para combatir el atasco en las tuberías causadas por jabón. Este puede dejar restos y sedimentos adheridos en las paredes de las tuberías, que con el tiempo, pueden crear un tapón importante.

Para evitar este problema, cada cierto tiempo vierte una olla de agua con sal para asegurarte de que las cañerías funcionan al 100% y de camino, limpiar los restos que hayan podido ir acumulándose.

  1. Lejía, otra buena opción

Bien es cierto, que la lejía mal usada puede llegar a ocasionar abrasión en las tuberías pero si se hace un buen uso de ella, no hay de qué preocuparse. Para ello, vierte un vaso de lejía 1 vez al mes y deja que actúe. Pasados unos minutos, abre el grifo de agua fría durante unos 15 o 20 segundos. Otra ventaja que también tiene el usar lejía es que eliminar los malos olores, una tarea que no siempre es fácil.

  1. ¿Qué hacer con los restos de comida?

Es muy común que muchos de los restos de comida acaben en las tuberías, atascándolas. Para evitar esto, hay que intentar limpiar los platos antes de dejarlos en el fregadero.

Puede ser algo engorroso y molesto pero, en el futuro lo agradecerás por la cantidad de labores de mantenimiento que te ahorrarás.

  1. Usa rejillas en las bocas del desagüe

Si el fregadero tiene una rejilla, esto te ayudará mantener los desagües limpios. La mayoría de los fregaderos traen la rejilla incorporada, de no ser así, puedes comprar por un precio muy económico. Así evitarás problemas de atasco en las tuberías por culpa de los restos de comida que hayan podido quedar en los platos.

  1. El doble uso del café

Los posos del café de todas las mañanas son uno de los mejores desatascadores naturales. Cuando limpies la cafetera para hacerte otra café, aprovecha esos polvos ya usados para que arrastre toda la suciedad que haya acumulada en las tuberías.

  1. Cuidado con los pelos

Ten mucho cuidado con los pelos, sobre todo los hombres, durante el afeitado. Es una práctica muy común pero no por ello, correcta. Empieza a acostumbrarte a recogerlos con un poco de papel antes de abrir el grifo o bárrelos del suelo. A la larga te dará menos trabajo que él que te dará tener que desatascar las tuberías por culpa de los pelos que se cuelan tras cada afeitado.

  1. Usa bicarbonato

El bicarbonato de sodio es un gran aliado para mantener las tuberías limpias. Para ello, una vez por semana vacía una taza de café por el desagüe y deja que el agua corra durante algunos segundos. Las tuberías quedarán como nuevas.

  1. No viertas aceite

El aceite sucio o usado queda totalmente prohibido verterlo en las tuberías. Para ello existen unos puntos limpios en las grandes ciudades. Los restos de aceite contaminan litros de agua potable y además se pegan en las tuberías de tu hogar, provocando que haya atascos constantes y por consiguiente, malos olores, difíciles de eliminar.

Y ya no se trata solo de las tuberías de casa, sino que estarás contaminando enormes cantidades de agua potable de uso común. Por lo que evitando verter el aceite en las tuberías, estará matando dos pájaros de un tiro. Mantener tus tuberías libre de atascos y no contaminarás el agua de uso público.

  1. Usa el desatascador de goma

El uso del desatascador de goma, casi nunca falla y una opción muy buena para los atascos más difíciles. Ten presente que, la mayoría de las veces, si el atasco es evidente, es a causa del descuido de las tuberías por semanas o meses, por lo que aún así, no será una tarea igual de fácil que si se lleva una limpieza y un mantenimiento periódico.

  1. Contacta con un profesional

Por último, puedes probar a combinar el desatascador de goma con un alambre o si no, mezcla el bicarbonato con vinagre. Si no te funciona ninguna de estas dos opciones, es momento de ponerte en contacto con la solución definitiva, llamar a un profesional, sobre todo si el atasco es de los gordos o no quieres jugártela con trucos y remedios caseros.

“No sólo se debe optar por profesionales en caso de un atasco en las tuberías. Es importante realizar de vez en cuando una limpieza y desinfección de las tuberías de los edificios por muchos motivos. Como evitar enfermedades causadas por el agua contaminada, alargar la vida útil de las tuberías y reducir la cantidad de gérmenes”, explican desde Control Plag, empresa de sanidad ambiental que realiza limpieza y desinfección de tuberías.

Estos han sido algunos consejos para que mantengas tus tuberías cuidadas, limpias y libres de atascos. Y es que evitar que se atasquen llevando al día las labores de mantenimiento y limpieza como bien te hemos explicado anteriormente te ayudará a alargar su vida útil.

Comparte este artículo
Últimas publicaciones

Si no quieres volverte loco, toma nota de estos consejos útiles a la hora de hacer mudanzas

Muchos de nosotros, sobre todo a raíz de la pandemia, nos hemos dado cuenta que nuestro hogar no nos satisface…

Trucos y consejos para un caravanero novato

Hay muchas cosas que hemos aprendido de la pandemia. Sí, como suena. No todo han sido malas noticias. Ya sé…

Cómo montar un bar

Los proyectos en el mundo de la empresa no nacen del aire y no existen los recursos ilimitados. Por todo…