Cómo tener bodega en casa

Aunque pueda parecerte algo raro o no entiendas cómo en una casa puede haber una bodega te diremos que hay personas que dentro de sus casas tienen su propia bodega.

Esto es así porque hay personas que son amantes del vino o simplemente lo tienen para cuando acudan visitas y la mejor manera que encuentran, además de la más práctica y elegante es adquirir una bodega, ponerla en un lugar vistoso y colocar las botellas de vino.

Existen muchos restaurantes que también cuentan con bodegas para almacenar todo el vino que tienen con el fin de que no se estropee y que no pierdan calidad ni pierdan ninguna de sus propiedades.

Consejos para tener tu bodega en casa

Como es natural cuando decidimos colocar una bodega en casa no vamos a tener claro qué cantidad vino tenemos que comprar, ni la calidad que deben de tener ni nada.

Es conveniente que adquiramos distintas botellas de vino con el fin de que podamos tener un abanico amplio de opciones para diferentes ocasiones, ya sea vino blanco o vino tinto.

Lo ideal es que tengamos etiquetas de vinos que nos gusten, que hayamos probado con anterioridad porque así disfrutaremos mucho más cada vez que descorchemos una botella.

Aquí tienes unos consejos para que puedas instalar tu bodega en casa:

  • Las burbujas: Los vinos espumosos nos refrescantes y se pueden escoger como una buena opción para los aperitivos y para acompañar determinados platos aunque con postres también resulta ideal. Los encuentras secos, dulces, blancos y rosados.
  • Blancos: Los vinos blancos que debemos de tener en nuestra bodega puedes ser algunos como Albariño de las Rías Baixas o un Verdejo de Rueda aunque nos podemos decantar por un Fino o un Manzanilla para contar con todos los lujos.
  • Rosados: Son un buena opción y de las que te salvarán en muchas ocasiones porque cuentan con la frescura de los blancos y la estructura de los tintos y marida con pescado y con carne además de con charcutería y con postres.
  • Tintos: Se trata de un imprescindible para todas aquellas personas que amen el vino. Los vinos tintos de cuerpo medio son ideales para cualquier ocasión.

Tipos de bodegas a escoger

Cuando nos planteemos escoger una bodega tenemos que tener en cuenta que no va a resultar una elección sencilla ya que hay que tener en cuenta una serie de características.

Nos encontramos dos tipos de bodegas:

  • Bodegas de envejecimiento o de conservación: este tipo de bodegas está diseñada para envejecer las botellas en las mejores condiciones que sean posibles, para que lleguen a adquirir más valor y tengan más sabor.
  • Bodega de servicio: está pensada para un uso tanto a corto plazo como a medio plazo y para que se puedan servir los vinos a una temperatura que resulte adecuada cuando están en el mejor momento.

Cuando hablamos de las bodegas de vinos de envejecimiento nos referimos a aquellas bodegas que han sido diseñadas para la conservación de las botellas durante muchísimo tiempo, hablamos de 5 a más de 30 años.

Cuando nos referimos a bodega de vino de conservación entendemos que permite que se conserven los vinos en unas condiciones que se consideran ideales en concepto de temperatura, higrometría y en la luminosidad.

Con respecto a la bodega de vino de servicio tenemos que decir que están diseñadas con el fin de preparar el vino para que se pueda degustar ya que se exponen a una temperatura de servicio que sea ideal. En referencia a las temperaturas de degustación tenemos que mencionar que va a depender del vino que queramos tomarnos.

Consejos para escoger una bodega de vinos

En ViCave nos ofrecen una serie de consejos para que sepas escoger una buena bodega de vinos y que no falles en el intento.

  • Capacidad: En el caso de que quieras guardar muchas botellas te aconsejamos que la bodega que compres sea de gran capacidad para poder albergarlas todas. Si simplemente necesitas una pequeña bodega para poder guardar unas pocas botellas puedes encontrar bodegas de pequeños tamaños.
  • Ubicación: La mejor opción para tener una bodega es o el sótano o la zona de la bodega. En el caso de que carezcas de ambas ubicaciones en tu casa evita por completo las habitaciones y las zonas que sean cálidas. Si optas por una bodega que tenga refrigeración mediante compresor tienes que tener en cuenta que va a generar ruido.
  • Temperaturas: La temperatura que se considera ideal para mantener el vino que alberga en su interior es de 10º y 14ºC. Si nos vamos fuera de dicho rango la eficacia de la conversación la veremos amenazada. En el caso de que no tengamos esa temperatura corremos el riesgo de las cualidades del vino se deterioren ya que se puede hacer más lento su envejecimiento o lo podemos adelantar.

 

Comparte este artículo
Últimas publicaciones

La fiesta más loca e histórica que puedes organizar

Soy de esas mentes inquietas que cuando no sabe qué hacer, le gusta meterse en líos. Bueno, mejor que líos…

¿Qué maquinaria se necesita para una bodega pequeña?

¿Qué maquinaria se necesita para una bodega pequeña? Una buena pregunta ¿no? Pues la respuesta es variada, como nos dicen…

Cómo elegir la mejor empresa de catering

Organizar determinados eventos puede resultar una actividad estresante, especialmente si se trata de una boda, una gran fiesta de empresa…