Guía para elegir la cama articulada adecuada

Descansar para las personas es vital para tener las mejores energías al empezar la jornada, lo que hace que contar con una cama buena y un colchón sea importante. Lo más aconsejable, como nos recomiendan desde los expertos de Cuidaría.com es que se cambie el colchón cada 8 o 10 años, pues debemos ser conscientes que los componentes del equipo pierden calidad y efectividad, hasta el punto que puede terminar perjudicando nuestro descanso.

La elección de una cama buena beneficia al descanso, cuidando y ayudando a que se corrija la postura de la espalda. Además vamos a evitar los molestos dolores en zonas como la espalda y demás partes del cuerpo.

Si se eligen camas para personas con movilidad recudida o que tengan dolores en distintas partes del cuerpo, las necesidades de elegir una buena cama van a ser mayores.

Pensemos que hay una serie de características extra que van a facilitar el traslado de los usuarios al subir o bajar de la cama, debiendo ser la misma adaptable a la posición que busque la persona usuario. Para estos casos, la mejor elección es una cama articulada.

Es una magnífica alternativa para quienes estén pasando por un periodo convaleciente temporal.

Conoce qué es una cama de tipo articulado

Las camas articuladas, son una cama con somier, el cual se puede modular en diferentes planos. Esto es de lo más útil para las personas que tienen alguna clase de dependencia.

Se compone de un carro elevador con el que es posible subir o bajar la cama entre 20 cm y 80 cm. No olvidemos que un somier puede ser articulado en 3 o 5 planos, todo dependerá de lo versátil que sea la cama en cuestión.

Contar con una cama articulada, es de importancia para las personas mayores, personas con movilidad reducida o que tengan dependencias.

Como principal característica podemos decir que pueden irse elevando o bajando lo que es ventajoso, tanto para los usuarios como cuidadores, pues así no hay que estar forzando la espalda cuando llega la hora del aseo o en los cambios de postura, lo que reduce la posibilidad de que haya caídas.

¿Qué se valora en la elección de cama articulada?

Cuando se elige cama articulada, es necesario pensar en una serie de puntos que explicaremos a continuación:

Su tamaño

Piensa que cuando se elige una cama articulada, la misma tiene una serie de dimensiones, pues hay modelos con diferentes tamaños, caso de las camas de matrimonio o individuales.

Cuando se opta por una cama de matrimonio, el somier debe ser para cama de 160 cm, donde las bases suelen presentarse gemelos de 80 cm cada colchón.

En los colchones gemelos cada una de las bases se mueven y articulan con independencia del colchón que tengan encima. Esto quiere decir que puede haber una gran independencia entre una persona que duerme y otra.

Selección del colchón

Cuando se quiere elegir bien el colchón, es importante que el colchón sea articulado, donde la clave fundamental está en su núcleo. Los colchones que tienen núcleos rígidos y sin perfil no van a encajar en las camas.

Si optas por un colchón para alguien que vaya a pasar bastante tiempo acostada, lo mejor es que vaya a ser un colchón antiescaras.

El colchón lo que hace es ayudar a que no se produzcan heridas y úlceras de estar acostados en la misma posición por bastante tiempo. Hablamos de la alternativa más sana para el flujo sanguíneo, tanto del usuario como de la piel.

Clases de camas articuladas

Hay distintos tipos de camas articuladas en el sector, unas tienen ruedas, otras no, las hay que tienen carro elevador, otras carecen de él, etc.

La cama articulada eléctrica va a ser siempre más deseable frente a la manual. Son más caras, pero también más confortable, pues el usuario cuenta con una independencia mayor.

Todo va a depender del grado en cuanto a dependencia de quien la use, por lo que es vital pensar en lo siguiente:

Peso: en el caso de que el usuario sea pesado es posible contar con camas bariátricas o de tamaño XXL.

Somier con vuelta a cero: con este sistema, si vuelve la corriente, el somier va a volver a su posición natural con una batería que es independiente de la corriente.

Recomendamos elegir camas que tengan carro elevador para subir o bajar la cama a distintas alturas.

Las patas de la cama pueden tener ruedas o no. Esto va a depender de si queremos que se haga el traslado de la cama de un sitio a otro.

Comparte este artículo
Últimas publicaciones

¿Puede la domótica en oficinas motivar a los empleados de una empresa?

Adaptar nuestra realidad diaria a todas esas innovaciones que van surgiendo en materia tecnológica es algo que podríamos definir como…

España pretende reducir el número de alumnos por profesor en las aulas

La apuesta por la educación ha de ser innegociable en cualquier país y en cualquier zona del mundo. Hablamos del…

Hotel vs. Chalet, ¿cuál es mejor para unas vacaciones?

Ya queda muy poco para las vacaciones de verano, después de dos años donde apenas hemos podido viajar por culpa…