Ya sabes que en este blog escribimos una loca y unos amigos. Pues bien, hoy le ha tocado el turno de contaros su historia más personal a la loca del teclado. Y es que tengo muchas ganas de contaros en la última locura en la que ando metida, o como digo yo, bendita locura: la escalada. Pues sí, ahora me ha dado por practicar este deporte que cada vez cuenta con más adeptos en España. Os cuento cómo ha llegado a mi vida.

Pues todo ocurrió una maña de resaca de sábado este verano. Ya sabemos que las mejores ideas surgen de esta manera. Me levanté como si fuera de The Walking Dead y me tumbé en el sofá junto a mi botella de agua, la mejor amiga de mis mañanas resacosas. Encendí la televisión y estaban los Juegos Olímpicos. Yo no soy muy deportiva, pero es cierto que cuando hay los Juegos me trago hasta las pruebas de natación o de tiro con arco. Pues bien, en esta ocasión estaba la prueba de escalada. ¿Qué hace esto aquí?, pensé. Y luego me enteré que se trataba de un deporte nuevo que suelen incluir para darle un poco más de juventud a la prueba olímpica. Pues oye, que me quedé a cuadros.

Un flechazo

Me encantó como trepaban, como subían, como se lo curraban. Y sobre todo me llegó directo al corazón, vamos que fue un flechazo, a nuestro campeón. Alberto Ginés, un chaval de Cáceres de 18 años, que nos dio una alegría en forma de oro. Y a mí en forma de amor platónico. No sabía yo que España era tan buena en estas cosas, pero sí sabía que Alberto estaba muy bueno. Me quedé tan prendida de lo que hacía que lo tuve claro, yo quería hacer este deporte. Mandé un whatsapp a mi amiga de toda la vida. Y claro, me lo esperaba, su respuesta fue “¿todavía estás borracha? Pues no, estaba bien cuerda. Y este propósito no se quedó en el limbo como suele pasar con todos mis deseos. Aquí podemos incluir lo de aprender inglés, ir al gimnasio, hacer zumba o incluso me apunté a un curso de azafata, pero no. Esto iba en serio

Y sí, ya estoy practicando la escalada, un deporte que me parece una pasada. Lo primero que tuve que hacer es asociarme y preguntar en la Federación para poder cumplir con todos los requisitos. Antes también estuve mirando que había que comprarse material seguro, y es que, aunque no es peligroso, sí es un deporte de respeto. Lo que tenemos que hacer es comprar material bueno, por ejemplo las cuerdas las he encontrado en Cuerdas Valero. Y es que cada modelo de cuerda tiene que cumplir con una normativa legal de seguridad muy dura para poder ser vendida, que además de garantizar al usuario su resistencia y prestaciones, indica muy claramente cuál es el uso adecuado de la misma.

De esta manera, según el tipo de escalada, trazado de la vía y logística empleada, necesitaremos una u otra cuerda. Elegiremos siempre una cuerda homologada para el uso que necesitemos. Y jamás usaremos, por ejemplo, en simple una cuerda cuya única homologación sea en doble, o cualquier otra combinación.

Qué es la escalada

La escalada es una práctica deportiva que, en su modalidad clásica, consiste en subir o recorrer paredes de roca, laderas escarpadas u otros relieves naturales caracterizados por su verticalidad, empleando medios de aseguramiento recuperables en casi su totalidad y la posibilidad en su progresión de utilizar medios artificiales.

Yo todavía no he probado con la escalada al aire libre, me he conformado con la deportiva. Es la que se realiza en un circuito de competiciones, normalmente elaborados de resina artificial, con agarres también artificiales. El objetivo es subir lo más alto posible en un tiempo límite. El estilo de escalada, es totalmente diferente a la escalada natural, aunque el esfuerzo físico es el mismo. En España cada vez hay más rocódromos donde practicarlo porque este deporte está enganchando.

Ya ha tenido mis primeros entrenamientos y la verdad es que es una gozada. En breve comenzaré con la competición, aunque ya sabeís que el gran sueño que tengo es …no, una medalla olímpica no. Mi sueño es conocer al que ganó la medalla de oro, Alberto Ginés. Y creo que lo podré conseguir. Mientras tanto, esta loca os anima a que practiquéis este deporte porque os va a enamorar. Palabra de bloguera.

Deja una respuesta