Catering a domicilio para todo tipo de eventos

Hay eventos que son especiales y que siempre quedan en la memoria de todas aquellas personas que los viven. Precisamente por este tipo de razones es tan importante que la organización de esos eventos sea lo mejor posible y que no haya nada que pueda fallar. Eso es lo que se intenta cuando se organiza un evento como lo es la primera comunión. Desde luego, se trata de un día especial para los más pequeños y los padres y madres tienen que hacer todo lo posible por conseguir que no haya que quede en manos del azar.

Son muchas las familias que suelen acudir a un restaurante para celebrar un evento como del que estamos hablando, pero es cada vez más común apostar por celebrar un convite en casa. De hecho, esto empieza a ser lo habitual entre muchas familias. Y es que en casa como en ningún sitio. Eso sí, es mejor que, de cara a la preparación de la comida, lo dejemos en manos de una serie de profesionales en lugar de molestarnos nosotros o nosotras en prepararlo todo. Esto también es lo que viene siendo tendencia en los últimos tiempos en el interior de nuestras fronteras.

Una noticia que fue publicada en la página web Periodista Digital informaba de que en España se celebra un total de 245.000 primeras comuniones a lo largo del año. Este tipo de eventos supera el número conjunto de bodas, que son casi 63.000, y de confirmaciones, que llegan hasta las 110.000. Y es que pocos eventos tienen un interés tan especial para las personas como su primera comunión en España. Las caras de ilusión de los más pequeños así lo revelan un año detrás de otro. Es uno de los días más especiales de su vida.

Por su parte, una noticia publicada por el diario El Periódico indicaba que eran las comuniones estaban manteniendo el tipo ante la caída libre de las bodas. Y es que la diferencia es mucha. Mientras que las primeras solo han descendido un 7%, las segundas han bajado hasta en un 55%. La verdad es que es un cambio demasiado grande y que pone de manifiesto que los eventos a los que nos hemos venido refiriendo a lo largo de todo el artículo. Y es que las comuniones sí que están manteniendo, más o menos, esa tradición de la que hablamos.

La primera comunión es el sacramento que mejor funciona en España, el que más personas arrastra.  Eso no ha cambiado con el paso de los años, pero lo que sí lo ha hecho ha sido la manera de celebrarlo, porque cada vez es más común celebrar el convite en casa. Es lo que nos han trasladado desde La Frolita, que este año, con las comuniones previstas para 2021 y las que se suspendieron en el 2020, han recibido una gran cantidad de peticiones, la mayoría de ellas para eventos en el hogar.

Un día que pervivirá en nuestra memoria durante el resto de nuestra vida

 El día de la primera comunión es uno de los que más recuerdan las personas. Lo recuerdan durante el resto de su vida porque es uno de los más interesantes. Y es que es uno de esos días en los que uno o una recuerda, por primera vez, a toda su familia reunida. Es normal que un recuerdo así perviva en la memoria de las personas durante tantos años. Es que no es para menos. Es lógico pensar, por tanto, que esa manera de pensar va a seguir siendo habitual de cara a los próximos años.

No cabe la menor duda de que la primera comunión es uno de los momentos que marcan nuestra vida y que recordamos con una sonrisa en la cara. Normalmente, los padres y madres que lo organizan consiguen que todo lo que rodea al evento sea perfecto y que todo el mundo, pero especialmente el o la protagonista del mismo, se marchen satisfechos. Desde luego, es algo que contribuye a que siga habiendo muchas personas que estén interesadas en adoptar este sacramento. Cualquiera no querría teniendo en cuenta todas las buenas noticias que van asociadas a su celebración.

Estamos seguros de que la comunión va a seguir un acto de lo más arraigado en España por muchas de las razones que os acabamos de comentar. Pero también tenemos claro que lo va a ser si conseguimos dotar al evento de la mejor de las comidas, algo que ha venido sucediendo en los últimos tiempos y que, desde luego, tiene un papel muy importante en el hecho de que el de la comunión sea recordado como uno de los días de nuestra vida en los que más felices hemos sido.

Deja una respuesta