El sector de la moda infantil, más en pie que nunca

Estamos en un momento en el que la imagen cuenta… y cuenta también en lo que respecta a los más pequeños. Es algo de lo que no cabe ninguna duda y que la gente suele tener en cuenta. La imagen que se desprende de los más pequeños repercute sobre la de los padres y madres y, por tanto, se debe hacer un esfuerzo para conseguir que sea la mejor posible. Hay muchas posibilidades de conseguirlo y, además, lo podemos hacer siguiendo el estilo que creamos que es más adecuado. A fin de cuentas, hay una gran variedad de ropa a día de hoy, más que en ningún otro momento de la Historia.

Además, la ropa infantil está viviendo un momento de alza en España. Hablamos de un sector que lo pasó realmente mal durante la pandemia pero que se ha recuperado bastante bien según indica una noticia a la que hemos tenido acceso gracias al portal web Modaes, que indica que el crecimiento en el año 2022 se espera que sea de un 11%. Sin duda, es una buena noticia para la economía española teniendo en cuenta también que hablamos de un sector, el textil, que siempre ha sido importante en un país como el nuestro y que requiere de todo el apoyo que se le pueda proporcionar.

La reactivación del sector textil en España no solo se traduce en una mayor cantidad de ventas por parte de las empresas que forman parte del sector, sino que también se traduce en un aumento de las entidades que se dedican a esto y, por ende, en un aumento también del número de puestos de trabajo que se generan en torno a esta actividad. Los profesionales de Confecciones Alber nos han indicado que la cantidad de tiendas especializadas en la venta de ropa infantil se ha visto reforzada durante el último año.

Ni que decir tiene que el hecho de que exista una mayor cantidad de tiendas especializadas en ropa infantil es clave para que exista una variedad de productos y para que todas las familias puedan encontrar lo que realmente necesitan para sus pequeños y pequeñas. Como podéis ver, del refuerzo del sector nos terminamos beneficiando todos: los que venden y los que compramos, sobre todo estos últimos en tanto en cuanto obtendremos mejores precios habiendo una competencia mucho más grande en el sector.

¿La caída de la natalidad podría suponer un problema para el sector? 

Sin duda, las personas que viven de la moda infantil se hacen una y mil veces esta pregunta. Y no es para menos. Hay que tener en cuenta que España ha vivido una caída importante de su natalidad en los últimos veinte años como consecuencia de una serie de factores socioeconómicos que poco podemos hacer por revertir. Teniendo eso en cuenta, el público que puede ser susceptible de comprar productos como prendas textiles para menores es pequeño en comparación con el de hace algunos años.

Sin embargo, el sector marcha por buen camino. ¿Cuál es el motivo? Que las familias, a día de hoy, no escatiman. La cantidad de ropa que tiene un niño o una niña hoy es mayor que la que tenían los niños y niñas de otras épocas, así que eso permite, de alguna manera, compensar esa pérdida de la natalidad de la que hablábamos más arriba. Que queramos comprar más ropa para los y las peques, por otro lado, refuerza la idea con la que abríamos este artículo: la imagen importa y, para conseguirla, también es importante tener un fondo de armario que permita que nuestros peques estén monos y monas en cualquier tipo de situación o evento.

Tenemos la sensación de que la opinión y las actuaciones de las familias al respecto de todo lo que venimos comentando se va a mantener de cara a los próximos años, así que estamos bastante seguros de que las empresas especializadas en la venta (ya sea al por mayor o al por menor) de ropa infantil tienen un buen futuro por delante. Es cierto que solo el tiempo nos puede dar la razón, pero las expectativas son buenas y los expertos en este tipo de negocios confían en que las cosas funcionen de cara a los próximos años.

Queda mucha tela que cortar todavía en lo que respecta a este negocio, un negocio que no está ni mucho menos muerto a pesar de la baja natalidad a la que antes hacíamos referencia. Las familias van a seguir apostando por dotar a sus peques de un fondo de armario interesante y seguro que eso va a reportar buenos resultados para una actividad como esta. Cuanto mejores sean los resultados de estos negocios, mayor variedad de elección va a tener la gente, más competencia va a existir en lo que respecta a la venta de ropa infantil y mejores precios nos vamos a poder encontrar. Como decíamos antes, todos y todas salimos ganando.

 

Comparte este artículo
Últimas publicaciones

Peinados y recogidos para boda

El día de la boda es un día especial para todas las mujeres, tanto para la novia como para las…

Ropa con protección solar, la última innovación de la moda.

Aparte de los diseños y de las tendencias, la industria textil nos sorprende año a año con nuevos tejidos, nuevos…

Consejos para elegir un disfraz para tu mascota

En Carnaval puedes lucir un disfraz divertido, pero tu mascota también. Dentro de unos meses se celebra en todo el…